Catalogos

Un jardín con terracota, rústico y elegante

Terracota es el nombre que adopta la arcilla modelada y endurecida al horno, dando como resultado un tipo de cerámica. La terracota se ha utilizado desde la prehistoria, tanto en figuras, como en arquitectura, como en útiles del hogar.

Para crear la terracota, se modela la arcilla común y luego se cuece a baja temperatura en el horno. La cerámica resultante, endurecida gracias a la cocción, suele tener un acabado algo tosco y sin la cubierta vítrea que podemos encontrar en platos, por ejemplo.

La terracota se suele hacer con un solo tipo de arcilla, tiene una porosidad elevada y un característico color rojizo, aunque en su elaboración pueden utilizarse pigmentos para conseguir otros colores como blanco, gris o beige.

Ideas para decorar tu jardín con terracota italiana

La terracota es ideal para decorar jardines de estilo mediterráneo, aporta un toque clásico y moderno a la vez.

La terracota clásica, de color rojizo, encaja a la perfección en fincas rústicas, patios y terrazas; muchas veces combina con el color del suelo, el tejado (de tejas cerámicas) o elementos decorativos cerámicos de construcción (zócalos, balcones, ventanas…).

macetas terracota grandes

Palladio clásico

Por otra parte, la terracota pigmentada, con un aspecto más moderno y elegante, combina a la perfección en construcciones más modernas, con suelo blanco u oscuro y con elementos arquitectónicos en metal y cristal.

macetas de terracota

Ibis cuenco vulcgraf

Macetas de terracota

Las macetas de terracota, o como comúnmente se conocen, macetas de barro, van a hacer que tu plantas luzcan.

macetas de terracota grandes

La arcilla, como hemos comentado antes, tiene un alto grado de porosidad, cosa que hace que la maceta transpire. El aire y la humedad pueden pasar a través de la maceta, algo vital para la salud de nuestras plantas, a las que no les faltará oxígeno y que no se verán fácilmente ahogadas por el exceso de riego. Este tipo de macetas de arcilla son ideales para plantas que necesitan un buen drenaje, como los cactus; mientras que no son la mejor opción para plantas que necesitan mucha humedad en la tierra, como los helechos.

Hay macetas de terracota de todos los tamaños posibles que te puedas imaginar, desde macetas que caben en la palma de la mano, pensadas para un cactus pequeño, hasta espectaculares macetas gigantes, de metro y medio o más de altura, pensadas para lucir en centros comerciales, hoteles, parques públicos…la característica común para todos ellos es que están fabricados con el mismo material base, la arcilla.

macetas de barro

Campanella Graffiato

Para fabricar un macetero de medida convencional (de jardín) se suelen utilizar varios kilos de arcilla, con la consecuencia que los maceteros de terracota son pesados. Esto tiene un inconveniente: son difíciles de mover y transportar, especialmente si están en uso (hay que sumar los kilos de tierra y el peso de la planta o arbusto); pero también es una ventaja: son maceteros que no salen volando ni se tumban con el viento.

Otra característica destacable de las macetas de arcilla es que tienen muy buen envejecimiento y según el diseño que tenga, gana en carácter y personalidad. Si tus maceteros están muy envejecidos, también se pueden pintar, es una opción de rejuvenecimiento y pueden quedar fantásticos.

tiestos de barro

Campana clásica

La combinación de varias macetas, con formas “compatibles” y diferentes tamaños, puede crear rincones hermosos y únicos en tu jardín.

maceta de barro grande

Jardineras de terracota

Las jardineras de terracota son como las macetas de terracota, pero en lugar de tener la característica forma circular, acostumbran a ser largas y rectangulares, pensadas para plantar varias plantas pequeñas en línea.

jardinera terracota

Venezia Jardinera Graffiato

La elección de macetas o jardineras debería depender del tipo de plantas que queramos en nuestro jardín, ya que los maceteros tienen mayor profundidad y mayor superficie de tierra para cada planta, con lo que podemos tener plantas más grandes o incluso pequeños árboles (según el tamaño de la maceta).

Las jardineras son ideales para combinar diferentes formas de tiestos en nuestro jardín y para delimitar espacios: división entre zonas, acompañamiento durante un pasillo… su forma alargada y rectangular nos facilita esa función.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *